No tengo miedo, yo confío en Dios, sé que Él tiene el control y también sé que ha escuchado mis oraciones y que ha guardado cada lágrima. No hay nada que me pueda hacer desconfiar o perder la Fe en Él, Satanás se queda corto. Voy a cumplir mis sueños y metas, voy a hacerlo en el nombre de Jesús,
Si usted también piensa igual *Escibe “Amén”